Cuando el cliente no paga ¿Qué hacer para no trabajar gratis?

March 26, 2012 § 4 Comments

Queridos colegas,

Hace unos días platicaba con una colega relativamente nueva en la profesión. Ella me preguntaba si había alguna manera de divulgar los nombres de aquellos clientes que no pagan por el servicio prestado por el intérprete.  Por supuesto que eso me parece justo y legítimo, siempre que se haga cuidadosamente para no incurrir en responsabilidad jurídica. Debemos compartir este tipo de información con nuestros colegas para evitar que otros “caigan en las garras” de uno de los clientes en la “lista negra.”  Sin embargo, me parece que es mejor evitar (hasta donde se pueda) una situación en la que el intérprete que ya ha prestado sus servicios profesionales salga perdiendo al no ser remunerado.

Para poder cobrar mis honorarios yo sigo ciertos pasos que me parecen lógicos: En primer lugar distingo entre clientes ya establecidos y nuevos. A mis clientes de hace años les trabajo cuando me lo piden ya que no tengo que preocuparme de cuándo me van a pagar ni de si mis honorarios les van a parecer elevados.  Sin embargo, cuando se trata de clientes nuevos, o “casi” nuevos, mi política es diferente. Cuando sé que se trata de un cliente que solo va a utilizar mis servicios una vez, pido que se me pague por adelantado, o que se me dé al menos un anticipo que cubra el tiempo mínimo que voy a estar dedicando a ese trabajo (cierto número mínimo de horas, o cierto número mínimo de días si hay que viajar por ejemplo) Si se trata de un cliente que podría convertirse en algo regular, entonces les envío una carta-convenio detallando las obligaciones básicas de las partes: servicios que voy a prestar y honorarios que ellos van a pagarme.  Si el trabajo va a ser de varios días, les pido un anticipo que cubra los gastos de equipo, viáticos, y demás que yo tengo que desembolsar, y requiero de su firma en el documento para poder de esa manera “apartarles” las fechas del trabajo.

Mi carta detalla la forma de pago (un solo pago, dos pagos, cheque, tarjeta de crédito, etc.) la manera de solicitar el pago (mi manera predilecta es por factura enviada electrónicamente) y el plazo que tiene el cliente para hacer el pago total o los pagos parciales (30 días a partir de la fecha en que recibió la factura por ejemplo) Asimismo, esa carta detalla las penas en que incurre el cliente en caso de un pago vencido (intereses moratorios después de 30 y 60 días) y la mención de que cuando no se haya hecho el pago en 90 días, la factura saldrá a cobro con una agencia de cobranzas, y que los gastos de cobranza (judiciales y de abogado) correrán por cuenta del cliente.

Este sistema me ha funcionado en prácticamente todas las ocasiones en que me he topado con un cliente moroso.  Además, al determinar el monto de un anticipo, me aseguro que este me permita por lo menos no perder dinero, o sea, salir a mano.  Me gustaría conocer otras estrategias seguidas por ustedes.

Where Am I?

You are currently browsing entries tagged with pagos at The Professional Interpreter.