Lo que aprendimos como intérpretes en 2012.

January 1, 2013 § 1 Comment

Queridos colegas,

Ahora que 2012 ya pasó a la historia y nos encontramos trabajando hacia un 2013 lleno de logros profesionales, podemos analizar en retrospectiva lo que aprendimos el año pasado.  Como intérpretes, nuestra carrera es una experiencia de aprendizaje constante, y después de platicar con muchos de mis colegas me doy cuenta que el 2012 no fue la excepción.  Yo en lo personal crecí profesionalmente y adquirí una nueva apreciación por nuestra profesión.  Este año que terminó me dio nuevamente la oportunidad de trabajar con intérpretes magníficos y colegas entrañables.

El año 2012 me puso en contacto directo con intérpretes de muchos países y de diversas disciplinas.  Me permitió compartir mi experiencia y conocimientos con colegas muy queridos y con nuevos intérpretes y traductores;  El año que terminó me dio la oportunidad de aprender nuevas cosas en las conferencias profesionales a las que asistí, en los libros sobre nuestra disciplina que se publicaron este año, y desde luego en la cabina, el juzgado, el banquete, y hasta en el campo durante un trabajo de ganadería, otro de petroleros y uno más de agricultura para los que interpreté este año 2012.

Mi 2012 me dio la satisfacción de publicar mi primer libro, de ver como varios de mis estudiantes obtuvieron su certificación de intérprete judicial federal en los Estados Unidos,  y de presentar como ponente en varios países. Este año que se extingue me vio viajar a la Conferencia de la Organización Mexicana de Traductores en Guadalajara México y me permitió deleitarme en la maravillosa Feria Internacional del Libro. Este año que termina estuvo colmado de experiencias a nivel profesional que fueron adquiridas en todo el mundo mientras viajaba constantemente durante todo el año, conociendo a nuevos colegas, observando su trabajo y reencontrando a buenos amigos. Ahora, mientras me encuentro frente a mi computadora recordando, y por tanto viviendo nuevamente todas esas experiencias enriquecedoras, les pido a ustedes que compartan con el resto de nosotros algunos de sus momentos más importantes a nivel profesional durante el año pasado.

La cualidad más importante que debe tener un intérprete.

September 24, 2012 § 8 Comments

Queridos colegas,

Hace unos días platicaba con una colega muy respetada y experimentada sobre las cualidades más importantes en nuestra profesión.  Conforme se desarrolló la conversación me di cuenta que coincidíamos en lo que debemos encontrar en un verdadero intérprete profesional.  A pesar de las opiniones de algunos y de los comentarios de otros, en nuestra opinión, y me parece que en la de muchos intérpretes que han trabajado por todo el mundo y han tenido la fortuna de interpretar temas sumamente complicados, la cualidad más importante que debe tener un intérprete es que se le entienda.  Es esencial que quien escucha pueda entender en su idioma lo que el ponente ha expresado o planteado en el suyo.

¿Qué significa esto? Que lo más importante no es el registro, ni la interpretación de palabra por palabra, ni que se interprete todo, hasta el mínimo sonido, la menor muletilla. No colegas, lo importante es interpretar y transmitir las ideas expresadas en la lengua de origen. Nuestra función es una: lograr la comunicación entre el que presenta un pensamiento y aquellos que lo reciben.  Nuestro oficio no incluye el deber de demostrar a todos los presentes que sabemos mucho, que escogemos las palabras más sofisticadas, el lenguaje más florido. ¡Claro que no!  No estamos ahí para escribir un libro, no estamos dictando un poema, estamos en esa cabina para que aquellos que nos escuchan entiendan, eso es todo, simple y llanamente.

Si una de las partes quiere la paz y así lo expresa en su idioma, lo importante para nosotros como intérpretes es que la contraparte así lo entienda. ¿Qué clase de intérprete puede marcharse a casa después de un día de trabajo diciendo: “Bueno, no se logró la paz porque el tipo hablaba muy rebuscado y yo así lo interpreté. No es mi culpa que el otro no le entendió. Debería haberse expresado con mayor claridad”?  Mi respuesta es simple: El mal intérprete.

Yo entiendo que algunos colegas que interpretan en los juzgados de los Estados Unidos van a decir que a ellos les exigen interpretar todo, que el registro es lo esencial, etcétera. Eso lo sabemos todos. Ustedes no tienen alternativa. Aquí estamos hablando del verdadero intérprete, aquel que sabe su función y presta sus servicios como debe ser.

Es verdad que existen otras cualidades muy importantes, que a nadie le gusta trabajar con un mal compañero, o con alguien incompetente o flojo, que los intérpretes mediocres y los barateros dañan la profesión, que los barberos y serviles son repugnantes, y así miles de otros adjetivos, pero volviendo a nuestra razón de ser y existir como intérpretes, en mi opinión, y en la de mi muy respetada colega, la cualidad más importante del intérprete es que quienes lo escuchan en un idioma entiendan aquello que se dijo en otro.  Me encantaría conocer sus opiniones al respecto.

Where Am I?

You are currently browsing entries tagged with libro at The Professional Interpreter.