¿Tenemos cara para quejarnos de las condiciones en que interpretamos?

January 31, 2012 § 3 Comments

Queridos colegas,

Durante los dos últimos años he tenido la inmensa suerte de conocer y de trabajar con los intérpretes de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.  Estos hombres y mujeres desempeñan un trabajo vital para la seguridad de nuestro país y para el bienestar de sus ciudadanos.  Su trabajo requiere, como el de todo intérprete, del dominio de la terminología apropiada, del desempeño impecable de sus conocimientos y habilidades como intérpretes consecutivos, simultáneos, y traductores a la vista, y los conocimientos y destreza necesarios para desempeñar todos los deberes que como militares están obligados a ejecutar.

Durante el tiempo que tengo de conocerlos, tratarlos, y trabajar con ellos, los intérpretes militares me han enseñado a valorar aspectos de nuestra profesión que antes pasaban desapercibidos, que siempre había considerado como secundarios o innecesarios. Desde el protocolo elemental y básico de la interpretación como sería el lugar donde debe colocarse el intérprete para hacer su trabajo, hasta el estrés y la presión bajo la cual debe prestarse el servicio de interpretación.

Como la mayoría de los intérpretes que han trabajado la mayor parte de su carrera en conferencias y juzgados, yo me quejaba con mis colegas, y a veces con los organizadores de los eventos, de las condiciones de trabajo. Consideraba que los ponentes eran ineptos cuando me proporcionaban copias de sus ponencias apenas unos minutos antes de comenzar la conferencia; criticaba a los ingenieros de sonido por los lugares en que habían colocado la cabina, y lanzaba miradas que matan a los abogados y agentes del orden público cuando hablaban, abrían la puerta, o simplemente osaban moverse durante una audiencia judicial.  Lo hacía y tenía razón de hacerlo. ¡Es imposible trabajar bajo esas condiciones! Yo quería hacer mi trabajo bien y todos esos obstáculos me impedían rendir el cien por ciento.

Cuando conocí a los intérpretes militares comprendí que es posible interpretar, e interpretar bien, cuando hay helicópteros sobrevolando el lugar donde se está trabajando, que el ruido de las balas que pasan cerca del intérprete no es simplemente un ruido inconveniente para su trabajo, que la posición del intérprete tiene más consideraciones que simplemente el lugar desde el cual se puede ver y escuchar mejor, hay que pensar en la línea de fuego, considerar donde se encuentra el enemigo; que la primera y única obligación del intérprete es para con su patria y compañeros de escuadra o pelotón . Una vez que aprendí y entendí lo que son circunstancias verdaderamente adversas, y vi la calidad de interpretación de estos colegas, me puse a reflexionar sobre las quejas cotidianas que escuchamos diariamente en cabina o en los juzgados, y pensando en la comodidad de interpretar con una libreta y lápiz en la mano sin tener que cargar mi rifle, me hice las siguientes preguntas que ahora les presento a todos ustedes: ¿Nos quejamos demasiado como intérpretes?  ¿Es verdaderamente imposible hacer un buen trabajo cuando no se cumplen todos nuestros requisitos? O a pesar de la manera en que trabajan los intérpretes militares, ¿El tipo de trabajo que hacemos requiere de esas circunstancias de silencio y ubicación a las que estamos acostumbrados para poder interpretar correctamente en cabina o en un juzgado?

Interpreting for the Jury.

January 24, 2012 § 3 Comments

Dear Colleagues,

When I lived in Albuquerque I had the wonderful experience of interpreting for members of the jury. In New Mexico jurors do not need to speak English. The source of this right is the Guadalupe-Hidalgo Treaty signed by the U.S. and Mexico. The State Constitution and State Supreme Court decisions have affirmed this right that all citizens of that State have, regardless of their first language. Historically, after the Mexican-American War, the New Mexico Territory did not have enough English-speaking citizens.

Interpreting for the jury is a different ballgame.  I have experienced first-hand jury deliberations without being in the jury, and I have learned a lot about how humans come to a decision that will affect a person’s life.  My main concern when it comes to this type of interpretation has to do with stamina. Jury deliberation is a process that goes on for hours and can last several days.  The interpreter providing this service has a very important task, and has to work in a very complex environment.   Obviously, this job requires of team interpreting;  however, sometimes there is no room (literally speaking) in the deliberations room for the two extra chairs, and one interpreter has to leave or stand up.  In my opinion, this is an extremely difficult task that requires more than two very good interpreters. Maybe we need a team of three (or even four interpreters for very long trials) and when there is no room for two chairs, the second interpreter should at least be nearby with secured equipment so she can listen to the deliberations and assist her teammate with research and suggestions.

I have not worked a trial in New Mexico for several years and I would love to hear what it is that they are doing to provide top quality interpretation during jury deliberations.  To our New Mexico colleagues:  Please tell us what you are presently doing.

Interpretando al español, no hablando inglés en español.

January 20, 2012 § 3 Comments

Queridos colegas,

El otro día trabajando en una declaración bajo protesta (no jurada o bajo juramento ya que en México no se jura, se protesta) a la que nos referimos comúnmente como una “depo” escuché a otra colega interpretar lo siguiente:  Abogado: “What did he look like?”  Intérprete: “¿Cómo se miraba?” Esta no es la primera vez que escucho a una colega interpretar de esa manera.  Mirar tiene muchos significados en el diccionario, pero ninguno de ellos en el sentido en que fue utilizado por esta colega. En mi opinión lo que sucede es que muchas veces los intérpretes que viven en los Estados Unidos, aún cuando son de algún país de habla hispana, se olvidan del español y sin darse cuenta empiezan a hablar en algo que ni siquiera es el famoso “Spanglish.” A esto yo lo he bautizado como “hablar inglés en español.” Como mexicano, yo hubiera interpretado esa pregunta como “¿Cómo era?” ya que así se habla en mi país de origen. Tal vez me hubiera conformado con “¿Cómo se veía?” Aunque yo solo hubiera usado esta última interpretación si la pregunta se refería al aspecto anímico de la persona y no a sus características físicas. ¿Cómo era? Alto, delgado, calvo, gordo, etc. ¿Cómo se veía? Triste, embriagado, desesperado, contento, etc.

Me gustaría saber lo que ustedes piensan de esta tendencia, y me gustaría escuchar otras opciones para interpretar esta pregunta tan común en las declaraciones bajo protesta o bajo juramento.

Scam Alert! Please read. It could happen to any of us.

January 17, 2012 § 7 Comments

Dear Colleagues,

A few weeks ago I received an estimate request through my website. The prospective client, Mr. Dan Robinson, wanted to know the cost of translating an article on “Homeschooling”.  As usual, I reviewed the document and provided the estimate.  My estimates always require a down payment unless the job request comes from an old client. The prospective client agreed.  About a week later this same individual contacted me by e-mail asking if I had received the retainer.  He explained that the translation was urgent, and he was concerned because I had explained that I would not start the translation before receiving payment.

Two days later he sent another e-mail telling me that the post office had confirmed that payment had been delivered to my business.  My records did not show this payment so I reviewed all recently arrived checks. Sure enough, among them, I found a check with no sender’s name for an exorbitant amount (over three times the total cost of this client’s translation) I contacted this client and asked him for amount, name and address information on the check he had sent to retain my services.  He gave me the exorbitant amount. I responded that the check was way off and that I needed a new check for the correct amount with the name and address of sender.  He immediately told me that he was being admitted to the hospital, and he did not have a way to get me that information. I told him that I would wait for someone to provide the required information and correct payment.

After a few minutes, he sent me an e-mail explaining that he was very sorry for the trouble he had caused me; that I did not have to wait to get paid. He proposed that I deposit the big check, and suggested I return the difference, minus a fee for my “trouble and expenses,” by Western-Union, to an address in Egypt.  This was the final red flag. Of course, I politely responded that our policy is to wait for the correct check, deposit it, and after it clears, we send the difference to the client by check, together with a payment receipt. I insisted that I needed a name and address.  That was it. I never heard from Mr. Robinson again.

Be careful, these individuals are operating from outside the U.S., they are using fake names that will not raise suspicion, and they contact translators through their websites and ask them to do jobs that seem legitimate like a homeschooling article in this case.  Has anybody else been approached by Mr. Robinson or one of his associates?

La nueva traducción al español de la información en caso de emergencia de United Airlines suena rara.

January 13, 2012 § 4 Comments

Queridos colegas,

Cuando se viaja tanto en el ejercicio de nuestra profesión como en mi caso, se tiene la oportunidad de ver y escuchar muchísimas cosas. Durante los miles de despegues de mis vuelos por todo el mundo he notado buenas y malas traducciones de la información de emergencia que las aerolíneas están obligadas a cubrir por mandato de ley. Como muchos de ustedes saben, United y Continental están en un proceso de fusión que resultará en la desaparición de esta última. Como parte de este proceso, la nueva línea aérea ha preparado un nuevo video con la información de emergencia que están mostrando en ambas líneas. El video es en inglés y tiene títulos en inglés en la parte superior y subtítulos en español.

En este momento me encuentro en pleno vuelo escribiendo este blog unos minutos después de escuchar y ver este video, así que recuerdo lo que leí con toda exactitud. El video habla de la manera de abrochar los cinturones de seguridad. En inglés, el texto y la voz hablan del “belt buckle.” La traducción al español dice “la solapa del cinturón.”  Hasta donde yo tengo entendido, “buckle” en español es “hebilla”. No solapa. El diccionario (que por suerte cargo conmigo cuando viajo de trabajo) dice que solapa es la ”Parte del cuello de la prenda de vestir doblada hacia afuera” o la “Prolongación lateral de la cubierta de un libro doblada hacia adentro sobre las tapas.” Finalmente la define como “Pieza cosida encima de los bolsillos para cubrir su abertura.”  En cambio, el diccionario define hebilla como “Objeto, por lo general metálico que se usa para unir el extremo de una cosa, cinturón o tira, con el extremo opuesto de la misma.” El mismo diccionario da como sinónimos de hebilla: “Broche, imperdible, pasador, prendedor.” No ofrece solapa como una opción.

Sin embargo, la traducción con la que siempre se me revuelve el estómago al despegar es la de “water landing.” Es casi universal que la traducción en todas las aerolíneas, y United no es la excepción, traducen este término como “aterrizaje en el agua.” ¡Esto me enoja, me frustra y me deprime! En español tenemos una palabra para “water landing”: acuatizaje. El diccionario define acuatizaje como: “Posarse un avión en el agua.” Hasta tenemos palabras específicas para otros tipos de “landing” amarizaje para el mar, alunizaje para la luna. El español es muy rico y muchas veces tiene palabras para describir acciones o sujetos que no existen en inglés. Debemos evitar el vicio y la tendencia de contaminar el español adoptando el camino más fácil. Me gustaría escuchar sus opiniones en este sentido, no solo sobre esta terminología de las aerolíneas, también sobre esta tendencia en general, sobre todo de los intérpretes y traductores que viven en los países de habla inglesa.

Actualizando:  United Airlines ha corregido la traducción de este video.  En varios vuelos  de United Airlines que tomé durante la primera mitad de febrero de 2013 noté que los errores mencionados en este artículo han sido corregidos.  Enhorabuena para la aerolínea.

A good Court Interpreter may need to know Medical Interpreting.

January 10, 2012 § 8 Comments

Dear Colleagues,

A few weeks ago I was in a situation that had never occurred in my more than twenty years of court interpreting.  I was hired to interpret for the defendant in a federal criminal trial that was supposed to take place somewhere in middle-America.  I arrived for my assignment, met with the parties and the defendant, and began to work.  On the very first day, before the jury was selected, the Judge was informing the defendant that the Government had discovered that he had additional prior convictions. He was now facing the possibility of life in prison.  As the Judge was talking to the defendant, this individual, who had a history of health problems, collapsed and had a seizure.  The U.S. Marshalls immediately called 9-11 and the facility’s staff nurse.

As the defendant was on the courtroom floor, gasping for air and contorting his body, everybody in the courtroom realized that he did not speak a word of English!  Nobody in the entire courthouse spoke Spanish but me.  The same facts became apparent when the paramedics arrived and began to ask questions to determine the defendant’s medical condition.  The Marshalls and paramedics asked questions through me, and when the time came to take the defendant to the emergency room, the Judge asked me if I would go with them.  The hospital had a telephonic remote interpreting system, but no interpreter physically at the E.R.

Because of some medical interpreting I did over a decade ago, I was able to remember what to do, and assisted the medical personnel until the defendant was stabilized. Throughout this time I realized how important it is for us as court interpreters to know the basics of medical interpreting for these situations when we are the only “lifeline” for the patient, and made me think of our medical interpreter colleagues and the vital role they play in other people’s lives.  I think it would be beneficial to all of us to hear some similar stories that you may had experienced.

Un blog de intérpretes y para intérpretes.

January 5, 2012 § Leave a comment

Queridos colegas,

Todos los intérpretes conocemos y participamos en blogs de traductores y para traductores que son excelentes; sin embargo, los blogs de intérpretes y dirigidos a nuestra profesión son contados. Por esta razón, se me ha ocurrido y he diseñado este espacio teniendo en cuenta a todos los intérpretes en general, de lenguaje oral y de señas, de toda especialidad y de todos los niveles de experiencia profesional.  Así surgió The Professional Interpreter.

Este blog: The Professional Interpreter tiene como meta el tomar los temas más interesantes, útiles, y a veces controversiales, que afectan a nuestra profesión en sus diferentes ámbitos: conferencia, judicial, militar, médica, comunitaria, mediática, etc., presentarlos ante todos ustedes, y esperar sus valiosas aportaciones.  Por ser intérprete de español, además de presentar regularmente un nuevo tema en inglés, desde que inicié este proyecto he sometido a su opinión y comentarios un tema en español semanalmente.

Les invito a participar en este espacio y a visitar mi página de Facebook dedicada exclusivamente a la interpretación:  http://www.facebook.com/pages/RPS-Rosado-Professional-Solutions/121118751314247 a seguirme en Twitter para enterarse de información de última hora en nuestra profesión: http://twitter.com/#!/rpstranslations  y a establecer una cooperación profesional en mi espacio en Linked in: http://www.linkedin.com/pub/tony-rosado/1b/484/26a

Todos estos espacios, el blog, Facebook, Twitter y Linked in pueden visitarse ingresando a mi sitio de internet Rosado Professional Solutions: www.rpstranslations.com donde hay enlaces (links) a todos estos otros sitios, así como información sobre futuros talleres, clases y seminarios de interpretación en todo el país.  Me gustaría saber sus opiniones sobre la necesidad de estos recursos para intérpretes, así que les invito a participar.

Where Am I?

You are currently viewing the archives for January, 2012 at The Professional Interpreter.